Las más cotidianas medidas de la existencia:

1. el aniversario, los cumpleaños (nostalgias cuasi utópicas;
revestir crisálidas; atinar hacia cuartos oscuros; silencios breves
ante las primeras breves impresiones del calor sobre la piel);
2. la tristeza indefinida de los adioses —también
indefinidos —, las maletas, la ropa tendida en la cama;
3. las tardes, los ocasos, las vísperas, crepúsculos (los límites del día
en esta parte del mundo);
4. los catarros, depresiones, las crisis, los huecos, las soledades, las lagunas que recuerdas bien como los espejos
son materia de ofuscaciones;
5. las guerras, los traumas, (regresar a los espejos);
6. la 4 y la 5, que tienen que ver también con la 2 (las breves oscilaciones del ser);
7. las vacaciones, los buenos libros, los amantes, las playas de nuestra vida (a veces también llegan como catarros).
 
Nota: La brevedad se subdivide en instantes igual de eternos.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s